Uno de las principales premisas de Iboga Summer Festival es la calidad en sus servicios e instalaciones. Este año el festival presenta su sexta edición para la que incorpora nuevas mejoras y amplía la oferta con estándares de primera, enfocados al bienestar de los asistentes en un espacio natural incomparable.

Tavernes de Valldigna se prepara para la gran cita que tendrá lugar, junto a la playa, del 25 al 29 de julio. El festival acogerá a 50.000 melómanos y desde la Organización se trabaja firmemente para ofrecer nuevas mejoras, palpables edición tras edición, en un recinto rodeado de césped y cuidado hasta el más mínimo detalle.

La primera de ellas es la ampliación del festival con nuevas áreas y estructuras, y la gran novedad de Iboga kids en un recinto anexo. La segunda es la variada oferta gastronómica especializada y de calidad, seleccionada especialmente por parte de los organizadores para esta edición. En la zona de restauración se dispondrán diferentes puestos de comida artesanal: paellas y comidas caseras realizadas al momento por el maestro cocinero, comida vegana, pizzas al horno de piedra, wok thai casero, fajitas tradicionales y multitud de opciones para vegetarianos y celíacos. Y en tercer lugar, se presta especial atención a los servicios e instalaciones, con zonas de relax y refresco, aseos de super lujo con limpieza 24h, papel higiénico y gel desinfectante, fuentes de agua potable gratuita, plataforma para personas con movilidad reducida, seguridad y atención médica, servicios de reciclaje, consigna y carga de móviles, tiendas de merchandising… Se acondicionarán amplias zonas exclusivas de acampada, con parcelas sombreadas, en un suelo verde recién cortado accesible para asistir con caravana o furgoneta.

Otras noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.