Extremusika

Una vez finalizado el Extremúsika, creo que la palabra que podemos usar para definirlo es éxito. Supongo, que ni los organizadores se esperaban tanta afluencia de público (más de 38.000 personas), y el único problema que hubo fue aquel derivado de las condiciones climatológicas adversas.

No quiero empezar esta crónica, sin antes dar las gracias a la organización, trabajadores y responsable sanitario por brindarnos un trato excelente durante la duración del festival. ¡Esperamos volver a veros el próximo año!
 

Crónica del Extremúsika 2018. Regreso a lo grande

 

Jueves 12 de abril

Era nuestra primera vez en el Extremúsika, y claro, como siempre encontrar el sitio cuesta un poco, más si cabe cuando esta lloviendo a más no poder. Pero bueno, sin más contratiempo sobre las 15:00 llegamos al Recinto Hípico, o lo que se denominó durante esos días «La Ciudad de la Música». Como «jarreaba» a más no poder, no tuvimos otra opción mejor que abrir una cerveza en la furgoneta y esperar a que escampara un poco… Después de un rato, nos armamos de valor y fuimos a por nuestras acreditaciones. Ya una vez dentro del recinto, cerveza en mano, abrimos bien los oídos para escuchar a Los Aslándticos. Después del grupo cordobés, llegó el turno de Triana y su potente «rock andaluz», pero a mitad de concierto, el agua volvió a aparecer lo cual propició que todo el mundo buscara un sitio de refugio.

Inmediatamente después fue el turno de Sôber, con el que como siempre, disfrutamos muchísimo. Se acercaban las 22:45, era el turno de uno de los platos fuertes del Extremúsika, con todos ustedes en el escenario Porcko Rocko: ROSENDO, como siempre, el genio de Carabanchel ofreció un concierto único e indescriptible, de esos que no se olvidan jamás. Gracias por todo lo que has dado al rock de este país, prometemos estarte agradecidos.

Rosendo

Después fue el turno de los Mojinos Escocios y su divertido espectáculo. Llegaba el turno de los Inconscientes, grupo liderado por el querido Uoho, también guitarra del grupo de esta tierra Extremoduro. Para finalizar la noche, turno de Poncho K e Iratxo.
 

Viernes 13 de abril

Comenzamos el segundo día bien descansados, gracias a las suaves temperaturas, nos hacemos el desayuno, nos preparamos y… ¡a disfrutar de la música! Comenzamos el día con Carlos Chaouen y El Desván, el sol salió y las chaquetas desaparecieron. En este ambiente primaveral, entraron en escena O’Funk’illo para mover y hacer saltar a todo el público, personalmente nunca les había visto y, !me encantaron!

Más tarde el rap metal invadía el escenario de la mano de Def Con Dos, y como siempre, no dejaron a nadie indiferente, después de ver a Strawberry y compañía tocaba comer. Tras un descanso, volvimos al recinto para ver al grandísimo Evaristo Paramos, sin duda, el de Gatillazo fue uno de los mejores conciertos de esta edición del Extremúsika. Nada más terminar, Juanito Makandé y sus rumbas se apoderaban de «La Ciudad de la Música».

La noche ya invadía Cáceres cuando los chicos de Riot Propaganda salieron con la fuerza que los caracteriza a dar un increíble show. A las 23:30, uno de los momentos más esperados por los asistentes, La Raíz se subía al escenario en la que será su gira de despedida, pero estad seguros que «Nos volveremos a ver».

Riot Propaganda

Con el listón bien alto, turno de Desakato, que pusieron el tono más hardcore a la noche. El segundo día iba terminando, primero a ritmo del reggae propuesto por Green Valley y luego por el rap de El Langui.
 

Sábado 14 de abril

¡Arriba! ¡Qué empiezan los Ramoninos! Digo sin miedo a equivocarme, que estos jóvenes serán el futuro del punk español. Muchas gracias por este show, seguro que nos volveremos a ver pronto. Después de disfrutar como un enano, tocaba comer y reponer fuerzas que la tarde se avecinaba dura.

Para ir calentando motores, en primera instancia, nos acercamos a ver al Gran Wyoming y su banda. Después de ellos, el grupo que más kilómetros se hizo durante su actuación, Lendakaris Muertos. Gracias por ser tan jodidamente hiperactivos, y transmitir toda esa fuerza a vuestro público. A continuación, Mártires del Compás.

La noche caía sobre Cáceres al ritmo que marcaban los acordes de S.A., espectaculares como siempre. Tras una hora de hardcore, el ritmo se contoneaba al gusto de la Mala Rodríguez. Después del rap, turno del rap metal, con todos ustedes los Narco, otro de esos conciertos que marcaron el festival. Increíbles.

Llegaba el momento álgido del Extremúsika 2018, los relojes marcaban la 1:00, The Prodigy empezaba su espectáculo de luces y sonido que, no defraudo a nadie. Todo el mundo bailó al ritmo del sonido rave y para finalizar este concierto como es debido, un espectáculo pirotécnico.

Prodigy

El fin del Extremúsika se acercaba, turno para Tonino Caratone, Los niños de los ojos rojos (recomendables, muy recomendables) y Bucéfalo.

Se acabó lo bueno, a dormir, a recoger y a esperar al año que viene para poder disfrutar con la próxima edición del Extremúsika. Parafraseando a La Raíz, «Nos volveremos a ver».

Fotos: Extraídas de la página web oficial del Extremúsika.

Otras noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.