Vintoro Rock festival Toro Zamora

El año pasado nació el Vintoro, un festival de corte rockero que convertiría a la villa zamorana de Toro en el hogar de muchos rockeros durante un fin de semana. Pocas noticias había sobre una posible segunda edición en el 2018, y aunque se hizo esperar, finalmente se presentó un cartel con grandes nombres para una única sesión (el sábado 23) y una fiesta de bienvenida la noche previa del viernes 22 de junio.

Atraídos por la posibilidad de conocer Toro y de la totalidad de grupos confirmados (no es peloteo, nos gustan todos demasiado), decidimos asistir al Vintoro para confirmar que la organización, las bandas, el sitio y las instalaciones estuvieron a la altura de lo que uno espera en un festival y que solo se merecen seguir muchos más años.

Llegamos el viernes para ver a Dementes y Paté de Pato, quizá el lugar elegido no fue el mejor (o tal vez no se esperase tanta gente) porque abarrotamos la calle Trasalfóndiga. Lo que es seguro es que lo pasamos en grande bailando a ritmo de ska.

Visitamos Toro, y gozamos de unas magníficas instalaciones de la piscina municipal, buen plan para contrarrestar el intenso calor y esperar al inicio de los conciertos programados para el sábado.

Durante el mediodía pudimos disfrutar de dos grupos «locales». Tocando en el centro del pueblo Free City y Desakartados amenizaron una sesión vermú con poco público pero muy animado.

Con el termómetro rozando los 30º arrancó Sinaia, y el recinto iba recibiendo público poco a poco. Un público entregado arropó a una banda que empieza a estar presente en muchas salas y festivales, y no es de extrañar porque son potentes, suenan bien y su estilo es un soplo de aire fresco en el rock metal. De agradecer el aguante de la banda con la que estaba cayendo y su cercanía debajo del escenario.

Actuación de Sinaia en Festival Vintoro 2018

Muchas son las canciones míticas que Josetxu hizo junto a Piperrak durante tantos años, se notó con la entrega de la gente coreando himnos como “Kualkier día”, “Mi primer amor” o “Gora Sartaguda”. No necesita presentación. Con un recinto que empezaba a llenarse la banda combatió al calor con un Josetxu incombustible, más aun teniendo en cuenta que al terminar pusieron rumbo a otro bolo en el País Vasco. Poca broma.

Todo el que haya visto a los Lendakaris Muertos seguro que no se sorprendió con su actuación del Vintoro. Sin salirse de su línea, enérgicos, con un Aitor imparable de un lado para el otro e incluso llegando a tocar “Héroes de la clase obrera” entre el público. Un espectáculo que incluyo sus clásicos como “Centro comercial”, “Gora España” u “Oso panda” así como las canciones más recientes de sus últimos dos trabajos.

Con la noche acechando como un animal hambriento, Desakato saltó al escenario. Los de Asturias cuidan cada detalle, les gusta ofrecer calidad en sus conciertos y eso se nota. Con un sonido demoledor, Pablo, Nano, Gabri, Pepo y Mario demostraron por qué están en la cumbre de los grupos nacionales del rock. Especial mención al círculo femenino que organizaron, una manada de mujeres que corrieron en estampida plasmando la fuerza y la rabia que Desakato también transmite en sus directos.

Narco en el festival vintoro

La Espichufrenia llego a Toro con los Narco. La banda capitaneada por el Vikingo y Distorsión Morales a las voces impregnó el recinto con sus clásicos “Tu dios de madera”, “Son ellos”, “La hermandad de los muertos” y con otros temas más recientes como “Anticrista” o “Yoni el Robot”. Tras un largo viaje desde Sevilla, Los Narco llegaron y se dejaron la piel en el escenario. No es de extrañar que gusten tanto entre el público y que dejen con la boca abierta a todos aquellos que aún no los conocen, sus directos son brutales.

Se acercaba el fin, y para poner el broche final a una velada única la organización confió en Dakidarría. La numerosa banda galega transmitió su filosofía incendiaria a ritmo de ska-punk, con mensajes muy reivindicativos a la par que justos. Adornado con confeti y fuego, Gabri, Juanki y el resto de la banda encendieron al público del Vintoro con mucha Lume e Gasolina. Nosotros tuvimos la oportunidad de realizarles esta entrevista instantes antes de su concierto.

No podemos olvidarnos de todos los DJ’s que pasaron por los platos para amenizar las esperas en el desmontaje/montaje del escenario entre banda y banda.

Resaltar el trabajo y la atención de la organización así como el saber estar de un público que fue notica por disfrutar del festival sin causar incidentes destacados.

Postdata: tampoco podremos olvidarnos de los kalimotxos regados con Vino D.O. Toro. Espectaculares.

 

HASTA LA PRÓXIMA

Público del vintoro disfrutando del concierto de desakato 2018
Otras noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.